Lade...
 

Introducción

Esto para todas, todos y todes: Nos enfrentamos a una de las mayores decisiones de la humanidad- una decisión sobre cómo enfrentar la crisis climática. Es una gran responsabilidad y al mismo tiempo una oportunidad.

Nuestra oportunidad de iniciar conjuntamente un cambio integral hacia una sociedad más justa.

Estamos viviendo en un momento crítico, en el que los cambios causados por el calentamiento global ya se están sintiendo: las sequías y las lluvias torrenciales están sucediendo unas tras otras. Las consecuencias ya son devastadoras, especialmente para las personas que tienen menos privilegios en la sociedad mundial y para los grupos marginados. Si no actuamos de forma rápida, integral y radical, llegaremos a puntos de inflexión climáticos con consecuencias irrevocables y que agravarán aún más la injusticia social (global).

Hemos hecho demandas a los gobiernos durante mucho tiempo y con demasiada frecuencia no hemos tenido éxito en hacerlo. Por lo tanto, el mundo que queremos dejar a las generaciones futuras está en nuestras manos: No podemos dejar la responsabilidad de eso a ningún gobierno del mundo. En un primer paso tenemos que hacernos una idea de una sociedad (climática) justa. Los compromisos a medias y las soluciones que se nos presentan, como caminos viables, no lo son.

Necesitamos soluciones que no sólo ahorren gases de efecto invernadero, sino que también aborden las causas de la crisis climática y hagan que la sociedad sea más habitable, más justa y más ecológica, para todos. La justicia, la democracia y la protección del clima no son contradicciones, una no puede lograrse sin la otra.
Las soluciones sólo pueden tomarse en serio si no desplazan los problemas a expensas de otros. Las soluciones sólo funcionan si son apoyadas por el mayor número de personas posible. Para lograrlo, estas soluciones deben venir de abajo. De nosotros y para nosotros y todas las generaciones futuras.

¿Qué papel juega en esto el "plan climático desde abajo"?


El “plan climático desde abajo” recoge exactamente estas soluciones. Personas con diferentes realidades de vida han contribuido con sus ideas y conocimientos. Las medidas recogidas ya muestran que se dispone de amplios conocimientos para hacer frente a la crisis climática de manera justa y eficaz.

En el “plan climático desde abajo”, el conocimiento desarrollado conjuntamente debe hacerse accesible al mayor número de personas posible. Este plan climático sirve como un estímulo y un llamado para cada persona participar de la discusión. Además, ofrece la oportunidad de experimentar y demuestra que somos capaces de ayudar a dar forma a un futuro más justo. Debería permitirnos experimentar que podemos formular visiones eficaces de una sociedad más justa y animarnos no sólo a tener ideas sino también a ponerlas en práctica y a ser activos. El “plan climático desde abajo” nunca estará "terminado" porque vive de la participación de muchos, pero como "documento vivo" siempre retomará las perspectivas que cambian con el mundo. La campaña "gerechte1komma5" seguirá trabajando para asegurar que pueda ser utilizada y aplicada por personas y grupos de diversas maneras.

Lee el “plan climático desde abajo” con tu familia y tus amigas y amigos, discútelo y coméntalo, aporta tus conocimientos e ideas, busca grupos en tu zona que ya estén trabajando activamente por la justicia climática, ponte en marcha, organízate y crea redes.

El plan es un resultado de un trabajo en común dirigiendo a nuestro futuro común. ¡Ahora es nuestra responsabilidad hacerla realidad!

Stand der Übersetzung

Eingehend:

Ausgehend:

Sprache umstellen